Consejos

Consejos para limpiar los azulejos hidráulicos

La limpieza y la higiene de nuestro hogar es una de las preocupaciones no solo del día a día sino a la hora de elegir el material que va embellecer nuestras estancias. La colocación de baldosa cerámica facilita la higienización de nuestras casas gracias a su fácil limpieza y mantenimiento. Si bien es cierto, que la limpieza será más sencilla en función del tipo de azulejo elegido y de la estancia en la que nos encontremos. Los azulejos de pared no requerirán el mismo tipo de limpieza que los azulejos del suelo que sufren más la suciedad y tendremos que prestar atención a las juntas de las baldosas. Además, los azulejos del cuarto de baño requerirán una limpieza antical y los de la cocina una limpieza antigrasa.

Existen unos azulejos que facilitan la limpieza y son aquellos de formatos grandes y que son poco porosos. El gran formato influye en la mayor o menor formación de juntas. Las juntas son un lugar de acumulación de suciedad y bacterias por lo que a menos juntas más fácil su limpieza. Por otro lado, los materiales porosos dificultan un poco la limpieza, cuanto más liso más sencillo nos resultará.

Dicho esto, muchos estaréis pensando qué hacer en caso de los azulejos hidráulicos que tenéis en vuestra casa o que están previsto colocarse en la nueva construcción o reforma. En Kerlanic tenemos un catálogo muy variado de azulejos hidráulicos para que los compres online, así que queremos ofrecerte consejos que te resulten útiles para una buena experiencia con ellos.

Materiales recomendados

Antes de ponerte con la tarea de la limpieza de los azulejos hidráulicos de pared o suelo te proponemos un listado de materiales o herramientas que debes tener a mano.

  • Cepillo de dientes: es resistente a los productos que vayas a usar y nos permite frotar las manchas difíciles, así como en las juntas entre baldosas.
  • Esponja: nos servirá para manchas poco resistentes, no siempre debemos enfrentarnos a mancha de moho o de óxido por lo que una esponja nos servirá en la mayoría de los casos.
  • Trapo de algodón: son muchas las veces que hemos visto a nuestras abuelas rebuscar entre las sabanas viejas, un pedazo que sirva de trapo para las atareas del hogar. Pues bien, un trapo de algodón nos servirá para sacar brillo a nuestros azulejos sin necesidad de utilizar ningún otro producto. Esta técnica por ejemplo es muy útil en el caso de los azulejos de pared en el baño. No se suelen ensuciar, pero el vapor del agua hace que se queden como empañados.
  • Producto químico respetuoso con la cerámica. Debemos evitar lejías y amoniacos y optar por productos específicos para la cerámica. En el mercado profesional encontraréis uno para cada uso: quita cementos, limpia juntas, uso diario, etc.

Pasos para limpiar con éxito los azulejos hidráulicos

La limpieza en los azulejos hidráulicos en el cuarto de baño

  1. Pasaremos una mopa atrapa polvo por toda la superficie, en suelos y paredes
  2. Para los azulejos que quedan dentro de la zona de ducha o bañera limpiaremos con un trapo húmedo y con un producto antical específico para posteriormente secar con el trapo de algodón.
  3. Con el trapo de algodón frotaremos los azulejos de la pared. No suelen estar sucios y con la fricción del trapo será suficiente para devolverle el brillo a nuestros azulejos.
  4. En un cubo diluiremos nuestro producto profesional para la higienización de la cerámica y con la ayuda de la fregona iremos limpiando todo el suelo.
  5. Con un cepillito frotaremos aquellas manchas difíciles y las juntas. Si es necesario aplicaremos el producto específico para juntas que respeta el rejunte aplicado durante la colocación de los azulejos.

La limpieza en los azulejos de cocina

  1. Aquí sí que será necesario el uso de un producto antigrasa ya que en la cocina hay gran acumulación de suciedad, aceite y grasa en general.
  2. Procederemos a diluir nuestro producto en agua y con la ayuda de una esponja pasaremos por todas las superficies.
  3. Secaremos con el trapo de algodón, devolviendo el brillo a nuestros azulejos.

La limpieza en el resto de estancias o la limpieza diaria:

  1. Pasaremos una mopa atrapa polvo por toda la superficie con el objetivo de eliminar polvo y pelos de nuestro suelo.
  2. En un cubo diluiremos el producto especifico para la limpieza y cuidado de la cerámica y con la ayuda de una fregona pasaremos por todas las estancias.

Esperamos que te hayan resultado útiles nuestros consejos para a limpieza de tus azulejos hidráulicos, y si tienes algún truquito que pueda servirnos, no dudes en compartirlo con nosotros. Nos encanta recibir vuestras propuestas.